El pie diabetico: causas y consecuencias.

Cualquier malestar de los vasos sanguíneos aumenta el riesgo de lesiones en los pies. Los nervios de las extremidades son los más largos del cuerpo humano y con periodicidad en los pacientes diabéticos se ven afectadas por moretones o neuropatías, potencializando el desarrollo del pie diabetico.

Cuando un paciente con diabetes pierde la sensibilidad en los pies, las llagas o heridas consiguen pasar desapercibidas incluso en las lesiones graves. La diabetes es una malestar que afecta muchas personas, y por desgracia, incluso un tercio de la población es completamente inconsciente que están enfermos. Una consecuencia de la diabetes, es el problema de pie diabético, que puede llegar a ser uno de los primeros indicadores de la enfermedad. La diabetes de azúcar (trastorno mellitus) se caracteriza por variaciones metabólicas que se conecta con una insuficiencia absoluta o relativa de la producción de insulina.

Más de la mitad de amputaciones no traumáticas de miembros, realizadas en los países del primer mundo, ocurren en las personas con diabetes. La mayoría de los expertos están de acuerdo en revisar los niveles de glucosa en la sangre, para prevenir las complicaciones asociadas con la diabetes, es el paso más importante en el tratamiento de la enfermedad. También, el monitoreo de azúcar es una parte fundamental en el tratamiento general de pacientes con diabetes.

Las úlceras del pie, que se conocen como llagas o ampollas, son heridas o magulladuras que se inician con mayor periodicidad en la parte inferior de las extremidades, y son un síntoma muy común en el desarrollo de la enfermedad, de hecho el pie diabetico es un estado común de un paciente con determinado grado de desarrollo de la enfermedad. Si no se trata a tiempo esta lesión, a menudo puede empeorar e infectarse y eventualmente puede conducir a la amputación.

Los huesos y las articulaciones de los pies tienen un trabajo fundamental en el apoyo del cuerpo de manera uniforme. La circulación de la sangre transporta los alimentos y el oxígeno necesarios para los huesos y los tejidos del pie. Con el tiempo, el aumento de los niveles de azúcar en la sangre causados por la diabetes, afecta a los vasos sanguíneos y los nervios de los pies y conducen a inconvenientes serios en el paciente.

La orden del tratamiento adecuado para el pie diabetico, ayuda a detener el avance del proceso pirulo-necrótico y evita la intervención quirúrgica prevista para mejorar la capacidad de apoyo del pie.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *